Carretera de Barcelona 135‎, 08290 Cerdanyola del Vallés, Barcelona
info@puertas-metalicas.es

Cómo realizar el correcto mantenimiento de puertas automáticas


Ocuparse del mantenimiento de puertas automáticas es sencillo y necesario. Gracias a un adecuado mantenimiento podrás alargar la vida útil de la misma. Y permitir que esta funcione de manera adecuada. Minimizarás su deterioro y evitarás averías ocasionadas por la falta de mantenimiento. Es algo de lo que puedes ocuparte personalmente. Te dará poco trabajo es sencillo.

Guía para el mantenimiento de puertas automáticas

Tanto las puertas automáticas de seguridad para negocios o vivienda como las puertas automáticas de garaje requiere un adecuado mantenimiento. Así podrás alargar su vida útil y prevenir averías.

Para un adecuado mantenimiento de puertas automáticas lubrica estas periódicamente

mantenimiento-puertas-automaticas-puerta-roja

No esperes a que tu puerta suene al abrirse o al cerrarse para engrasarla. El adecuado mantenimiento de puertas automáticas requiere aplicar periódicamente la lubricación necesaria para su óptimo funcionamiento.
Tanto el mantenimiento de puertas automáticas de garaje como de negocio incluye un engrasado de las piezas precisas. A nivel general se considera que este debe realizarse cada dos meses.

Bisagras, cerradura y pestillo deberán ser engrasadas adecuadamente. Así evitarás rozaduras, chirridos molestos y un desgaste inusual de las piezas.
El mantenimiento de puertas automáticas también debe incluir el engrasado de otras piezas. Según el modelo esta puede tener cremalleras, contrapesos, brazos y cadenas. Estos también requieren ser lubricados.
La vaselina o la grasa fina son los productos más adecuados para ello.
¿Tu puerta chirría? Lo más probable es que la falta de lubricación sea la causa. Pero también puede deberse a alguna pieza rota. Comprueba que no sea el caso.

Evita los problemas ocasionados por el agua y la humedad

El agua y la humedad son enemigos de las puertas automáticas. Comprueba que el cuadro de tu puerta está bien aislado. No debe colarse el agua de lluvia ni de condensación por por agujeros de los tornillos. Tampoco debe pasar por la entrada de cables.
Si compruebas que el agua está pasando por una de estas zonas, tendrás que aislarla. Aplicar un punto o un pequeño cordón de silicona puede ser suficiente.

Vigila que los insectos no lleguen al cuadro de control de tu puerta automática

mantenimiento-puertas-automaticas-negro-blanco

Para un adecuado mantenimiento de puertas automáticas debes asegurarte de que esta está libre de insectos. El cuadro de control es el punto crítico en este sentido. Su calor puede atraer a insectos o colonias de insectos y otros bichos como cucarachas e incluso ratones.
Un adecuado sellado de los huecos por los que pueden colarse es fundamental. La silicona es el mejor producto para hacerlo.
Si es preciso, utiliza veneno. Pero hazlo siempre con seguridad. Especialmente si se trata del mantenimiento de puertas de garaje de viviendas con niños o una puerta de seguridad cerca de un parque infantil.
No es el único daño que pueden ocasionar los insectos. En verano, especialmente en ciertas áreas, estos pueden posarse y morir en zonas como la cremallera. Si es un único individuo lo hay problema. Pero si son muchos, requerirá una limpieza para evitar que dificulten su funcionamiento.

El adecuado mantenimiento de puertas automáticas requiere de observación

Algunos problemas pueden detectarse antes de que vayan a mayores con la simple observación. Procura estar atento a algunas cuestiones importantes:

  • El adecuado estado de los relés. No los toques y menos en funcionamiento. Pero revisa al menos una vez al mes que estén en perfectas condiciones. Un uso exigente puede quemarlos.
  • Comprueba que no chirríe la puerta al ser usada. Y si es así, como ya ha quedado señalado anteriormente, lubrícala.
  •  Comprueba que bisagras y cremalleras no están obstruidas.

Mantén limpio el entorno de la puerta tanto como de esta

mantenimiento-puertas-automaticas-casa

El correcto mantenimiento de puertas automáticas requiere de una limpieza del entorno. En ocasiones es sencillo, pero en ciertas zonas puede haber muchos problemas. Especialmente en zonas de arena. O, en otoño, con las hojas secas. Aunque simplemente el polvo ya puede suponer un problema cuando se acumula.
Mantener limpio el entorno de tu puerta automática evitará que esta se atasque. También que se descascarille. E incluso que ciertas zonas queden obstruidas.
Una adecuada limpieza de la zona ayudará a alargar la vida útil de tu puerta evitando averías. Pero también es importante cuidar y limpiar la puerta prestando especial atención a las zonas críticas, según el tipo de puerta.

  • Limpieza y mantenimiento de puertas automáticas correderas. Limpia bien las guías del suelo por las que corren las hojas de la puerta. Así podrás evitar obstrucciones y atascos. E incluso el descarrilamiento de la puerta. Un simple cepillo de barrer puede ser suficiente para ello.
  •  Limpiar y mantener puertas abatibles. El área de las bisagras es en la que puede acumularse la porquería y causar problemas. Por ello es importante que te ocupes de su adecuada limpieza periódicamente. Si lo haces con frecuencia un cepillo de mano suave suele ser buen aliado. También el uso de un spray para soplar la zona dejándola limpia, pero sin que se retire el lubricante.
  •  Limpieza y mantenimiento de puertas automáticas basculantes o que dispongan de guías en sus laterales. Es importante que compruebes que el polvo y la suciedad no se adhiere a la grasa que lo lubrica. Puede ser peligroso. Si esto sucede debes limpiarlo y lubricar de nuevo. Para evitar problemas, lo ideal es utilizar lubricantes como la vaselina en los que la porquería ambiental no se pega.

Estas prácticas son muy sencillas de implementar en tu día a día. Con ellas podrás encargarte fácilmente del mantenimiento de puertas automáticas para evitar averías y alargar su vida útil.

Consulta ahora el catálogo y los servicios de Puertas Metálicas Sanchez.