Carretera de Barcelona 135‎, 08290 Cerdanyola del Vallés, Barcelona
info@puertas-metalicas.es

6 consejos para proteger del frío la puerta del garaje


Por si aún no lo habías notado, el invierno está a punto de llegar. Para evitar sorpresas mayores, es importante que, antes de que lleguen las heladas y las nevadas, inspecciones a fondo las puertas de tu hogar. Estoy seguro de que no te parecerá nada agradable quedarte atrapado en tu garaje porque la puerta no se abre. Puertas Metálicas Sánchez te presenta una rápida revisión (no te llevará más de 30 minutos) para que pongas a punto tu garaje antes de que llegue el invierno.

Garaje-invierno

1. Verifica si las pilas de tu mando a distancia funcionan

Normalmente, las pilas convencionales de un mando a distancia, duran 12 meses. Aunque, es cierto que, en temperaturas extremas, las baterías suelen consumir más energía y, por tanto, son más propensas a agotarse. Un buen consejo para evitar situaciones incómodas es tener siempre a mano un recambio de pilas.

2. Comprueba la batería del receptor externo

Si antes hemos comprobado el estado de la batería del mando a distancia, ahora toca hacer lo propio con el receptor externo. En este caso, la batería del receptor es mucho más sensible ya que su exposición es mayor.

3. Revisa los contrapesos de la puerta del garaje

Para comprobar este punto, necesitarás desconectar el sistema automático de la puerta de tu garaje. Si te resulta muy difícil abrir manualmente la puerta, significa que debes cambiar los muelles y revisar los contrapesos de la puerta. La reparación de los contrapesos es un proceso muy técnico por lo que requerirás la atención de tu especialista de confianza.

4. Repasa el estado de los burletes

Antes de que llegue el frío, debes vigilar los mecanismos de seguridad que están más expuestos al exterior. Comprueba a conciencia si los burletes (fieltros de goma) del marco exterior sufren en exceso o tienen alguna irregularidad debido al golpeo constante contra el suelo. Muchas veces, las irregularidades aparecen cuando estos fieltros están expuestos al sol y pierden su forma natural. No te preocupes si tienes que cambiar estas gomas porque es extremadamente fácil.

garaje--mal-lubricado

5. Lubrica todo el mecanismo de la puerta

Controla el estado de los rodillos, las vías y los muelles. ¿Cómo? Primero, deberás frotar las zonas con un trapo mojado en alcohol para eliminar restos de grasa anterior y la suciedad acumulada. Después, aplica el lubricante. Con el aceite para el motor del coche (10W-30) será suficiente. No es recomendable utilizar lubricantes como WD-40 porque actúan como desengrasantes.  Ten cuidado porque un exceso de grasa, especialmente en las vías, puede ser contraproducente.

6. Revisa los sistemas automáticos de la puerta

Si tienes un sistema automático mecánico puedes comprobar su estado con un pequeño “experimento”. Coloca una madera en el umbral de la puerta. Cuando se active el cerrado automático, presta atención al movimiento de la puerta. En el momento de contacto con la pieza de madera, debe detectar una resistencia y abrirse automáticamente. Si no es así, consulta el manual de mantenimiento.

Contacta con nosotros

¿Quieres reparar la puerta de tu garaje? Contáctanos, estaremos encantados de atenderte, resolver tus dudas y aconsejarte en tus decisiones.