Carretera de Barcelona 135‎, 08290 Cerdanyola del Vallés, Barcelona
info@puertas-metalicas.es

Tipos de puertas para naves industriales


Como dueño de un negocio, sabes la importancia que tiene proteger tus bienes y productos bajo las mejores condiciones. Hoy en día, la tecnología en seguridad ha mejorado muchísimo y está en continuo avance. En este artículo te vamos a mostrar las diferentes variedades de puertas para naves industriales, para que escojas la que más se adecúe a tus intereses y a los de tu local.

Tipos de puertas para naves

Las puertas no son solo elementos para dar acceso a una determinada estancia o local, sino que también sirven como barrera y protección frente a posibles asaltantes. Con cada una de estas puertas de naves industriales, la seguridad de tu empresa está garantizada. ¡Comenzamos!

Puertas verticales (o seccionales)

Muy solicitadas gracias a la enorme capacidad de amoldamiento que poseen, ya que, al ser verticales, se pueden colocar en cualquier superficie sin importar el espacio del que se disponga. Entre sus beneficios encontramos la optimización del espacio, se abre hacia arriba y no de dentro hacia afuera, y, sobre todo, el sistema anti apalancamiento que ofrece. ¿Qué quiere decir esto? Que se ancla al suelo y, por lo tanto, bloquea la puerta de forma automática.

Puertas rápidas

Son puertas para naves industriales con mucho movimiento de entrada y salida y que, por lo tanto, precisan de una optimización y ahorro del tiempo, con lo que el trabajo es mucho más fluido. Estas, por otra parte, son de composición ligera e ideales para transmitir seguridad en el caso de que se produzca cualquier tipo de accidente laboral con coches o mercancías. Gracias este material, la puerta no cede, sino que se adapta al tamaño y forma del elemento que ha impactado contra ella.

Puertas basculantes

Estas, sin lugar a dudas, las puedes encontrar con frecuencia en cualquier nave industrial, ya que, gracias a su excelente disposición, son toda una garantía para ganar espacio. Las hay de diversos materiales, entre los que se encuentra el hierro o el hormigón y pueden ser de una o dos hojas.

Puertas de guillotina industriales

Son ideales para naves de grandes dimensiones y que dispongan de un amplio espacio para colocarla, ya que, al poseer un sistema que abre de forma vertical, facilitan mucho todas las actividades de carga y descarga. Son pesadas, pero son muy duraderas, así que no te preocupes por tu inversión, en caso de que finalmente te decidas por ellas.

Puertas plegables para industrias

Si estás buscando cubrir espacios pequeños con la mayor seguridad, las puertas plegables para naves industriales son tu mejor opción. Son puertas flexibles y con una función muy específica: proteger y ocupar el menor espacio posible para facilitar las maniobras dentro y fuera de la nave. Aunque parezcan frágiles, sus paneles y bisagras son de gran resistencia y de muy difícil manipulación.

Las puedes encontrar de diferentes maneras, destacando por encima del resto las de tipo libro o con guías. Las primeras son perfectas para establecimientos que tengan un hueco muy pequeño de acceso, dado que, por su facilidad, se recogen a ambos lados y abren el espacio lo máximo posible. De otro lado, las de guías se utilizan para naves de grandes dimensiones, son más pesadas y, por lo tanto, necesitan un doble carril en sus guías.

Ambas poseen barras de bloqueo, para que los manos no queden atrapadas, además de permitir un movimiento suave y silencioso. Y por último, están los herrajes que sustentan las bisagras, que suelen ser de aleación de aluminio y sirven, principalmente, para absorber los golpes y limitar los daños.